(+34) 629 922 230

Calle Azalea 450, Soto de la Moraleja - 28109 Alcobendas - Madrid

Síguenos
Top
 

Canalizando la energía vital: Mis NO propósitos para el Año Nuevo

Al finalizar un nuevo año y comenzar otro, siempre recibo correos diciendo “¿has hecho el resumen de cómo ha sido tu año?” “¿y los propósitos para el año nuevo?”, y esto la verdad es que me genera bastante inquietud porque realmente no suelo hacerlo de forma espontánea, sólo cuando alguien me lo recuerda.
Y esto me lleva a pensar, si de verdad creo necesario hacerlo, si de verdad quiero hacerlo.

Hace ya tiempo que pienso que lo más importante es el presente, vivir el aquí y el ahora, y es cierto que esto no significa que no planifique cosas que quiero hacer, como un viaje por ejemplo. Pero si realmente quieres vivir cada instante de tu vida, debes ser consciente del momento presente. Tienes que vivir con plena atención mental cada instante de tu vida, porque si no lo haces así, si tu mente está en otro momento del pasado o del futuro mientras estás haciendo algo en el “ahora”, ¿cómo puedes estar seguro de haber vivido ese momento?

Sólo estando en el momento presente podemos llegar al conocimiento de quien somos en realidad, podemos conectar con nuestro verdadero ser, con nuestra conciencia, con nuestro interior. Y a partir de aquí, encontrar nuestro verdadero camino y nuestro propósito en la vida.

Bien, pues esta reflexión es la que me gustaría compartir contigo, y si quieres al final del artículo puedes compartir tú conmigo lo que piensas de ello.

¿Cuantas veces a lo largo del día eres consciente de cómo estás respirando?

La respiración es algo involuntario, respiramos sin darnos cuenta, pero es tan importante que si dejáramos de hacerlo moriríamos. Pero también la respiración es una gran herramienta para mantenernos en el momento presente, y para conocernos mejor a nosotros mismos.

Dime cómo respiras y te diré cómo estás sintiendo

La respiración es algo muy físico pero íntimamente relacionado con las emociones. ¿Te has dado cuenta de que cuando tienes ansiedad respiras “muy cortito”, parece que no te llega suficiente aire? ¿Eres consciente de cómo respiras cuando estás haciendo ejercicio, o cuando estás descansando o relajado? ¿Y cuando estás enfadado, o cuando cantas o si estás contento?

La mayoría de las personas respiramos sólo lo justo para subsistir, porque no somos conscientes de que con nuestra respiración podemos manejar muchas situaciones de nuestra vida de forma beneficiosa para nosotros, podemos controlar episodios de ansiedad, o de estrés, podemos mejorar el insomnio, nos puede ayudar a estar más relajados, o concentrados,……

Si observas la respiración de un bebé, verás que su abdomen sube y baja con cada respiración. Con el tiempo vamos perdiendo esa forma profunda de respirar, y nos limitamos a llenar superficialmente nuestros pulmones. Si te observas, verás que no utilizas el abdomen para respirar, sólo hinchas levemente la parte alta del tórax.

Respiración-Relajación-Activación

La relajación física y el control mental están íntimamente relacionados, de forma que cuando una persona se encuentra relajada, es más fácil aquietar la mente. La relajación en una técnica que se aprende con la práctica, y para ello es muy importante saber respirar correctamente. La respiración es un puente entre lo físico, lo emocional y lo mental. Cuando se respira de forma profunda y completa, se puede conseguir un estado de gran relajación:

-se elimina la tensión muscular

-se aporta una mayor cantidad de oxígeno a la sangre y a los órganos

-la mente se vuelve más clara y despejada

Pero por otro lado, la respiración también nos aporta la energía necesaria para revitalizar nuestro cuerpo, sentirnos bien, y vivir en armonía y equilibrio.

En este ebook gratuito puedes encontrar algunos tipos de respiración para activarte o relajarte.

¿Escuchas alguna vez a tu cuerpo?energía vital cuerpo

Una de las mejores maneras de mantenerte en el momento presente es poner tu plena atención mental en las sensaciones que provienen de tu cuerpo.

Nuestro cuerpo es una parte importante de nuestro ser, al menos mientras vivimos esta vida terrenal. Por eso, cuidarlo es fundamental para vivir una vida plena y con bienestar.

En general podríamos decir que la mayoría de las personas nos preocupamos más por nuestro cuerpo que por nuestra mente o nuestra alma, pero ¿podemos decir que lo escuchamos de verdad?

El cuerpo nos habla de muchas formas

A veces desde el dolor nos pide a gritos que cambiemos un hábito (alimentación, posturas,…), o con un crujido de las articulaciones te está diciendo: “no haces suficiente ejercicio”, ….o si necesita descanso, trata de escucharlo y no lo lleves al límite, párate cuando te lo pida.

Algunos desequilibrios o malestares serían fácilmente evitables sólo con escuchar un poco más a nuestro cuerpo. Igual que cuando oyes un ruidito en tu coche miras a ver qué le está fallando y si es necesario lo llevas al taller, intenta estar atento a los “ruiditos” de tu cuerpo, sé consciente de lo que sientes en cada momento.

Y lo mismo para las sensaciones positivas, por ejemplo si recibes un masaje, el hecho de ser consciente de cómo notas en cada parte la presión de las manos, la suavidad mayor o menor, etc hará que el masaje sea doblemente efectivo.

Intenta prestar atención a las señales de tu cuerpo cada vez que realizas alguna actividad, cuando cambias de postura, o simplemente cuando estás descansando, sentado o tumbado, sé consciente de cómo responde tu cuerpo, aprende a escucharlo y a sentirlo.


¿Te paras a observar alguna vez cómo te sientes en un instante preciso?

A todos nos gustaría que la vida fuese más fácil, que hubiese más alegrías, menos problemas, que todo el mundo pudiese disfrutar de una vida plena, sin sufrimiento.

Gandhi decía “Conviértete en el cambio que quieres ver en el mundo”

Mantener la atención plena en cada momento que vivimos no parece sencillo, pero realmente es lo único que nos va a permitir vivir una vida plena. Si cada actividad que realizas, cada momento que vives, cada emoción que sientes, lo realizas con plena conciencia, y a la vez sin juicio ni crítica, empezarás a vivir, porque la vida transcurre en cada instante, y sólo siendo consciente de cada instante podrás estar seguro de haberlo vivido.

Permítete sentir cada instante de tu vida como si fuera el primero o el último. Da igual lo que estés realizando en ese momento, ya sea la tarea más importante o la más insignificante, todas forman parte de tu vida. Disfruta de esta manera de estar vivo en cada instante.

El sufrimiento está muy ligado a las culpabilidades por temas pasados y a las preocupaciones por temas futuros, por eso vivir en el presente nos ayuda a alejarnos de un sufrimiento generado por nuestros pensamientos, porque los pensamientos no son la realidad, la realidad existe solamente en el presente. Mantén tu atención en el momento presente y deja de ser esclavo de tu mente.

Cómo enfocar y calmar la mente

Tu mente es un instrumento maravilloso, capaz de grandes cosas, siempre que seas tú quien controle tu mente y no tu mente quien te controle a ti. Mantener la mente enfocada en el momento presente requiere de cierta práctica, ya que estamos acostumbrados a dejarnos llevar por ella. Para mí, la mejor herramienta para conseguir calmar la mente, enfocarla, convertirla en observadora de todo lo que acontece, en lugar de ser juez de todos los acontecimientos de tu vida, es la práctica de la meditación.

Todos los beneficios que probablemente hayas escuchado derivados de la práctica de la meditación, se deben a conseguir, no dejar la mente en blanco como algunos dicen, sino más bien a tener una mente enfocada, capaz de mantener la concentración cuando la situación lo requiere o de estar en calma, capaz de espaciar los pensamientos de forma que se abra una brecha donde puedes llegar a conectar con tu verdadero ser, con tu conciencia, en un espacio de paz y serenidad donde encontrarte contigo mismo.

Si quieres empezar a meditar aquí puedes encontrar más información:

-Pautas para iniciarse en la meditación

-Taller de Iniciación a la meditación

-Meditaciones Saludables

Mi propósito para cada instante de mi vida

Después de todo lo dicho, mi propósito para cada momento de mi vida es

vivir con plena atención mental cada instante, el momento presente, el aquí y el ahora, ….

¿Cual es el tuyo?

Puedes dejar tus comentarios más abajo.

yolanda

No hay comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR