(+34) 629 922 230

Calle Azalea 450, Soto de la Moraleja - 28109 Alcobendas - Madrid

Síguenos
Top
 

Cómo comprender tus emociones, y cómo aprender a relacionarte con ellas

La gestión de las emociones es algo que ya desde niños cuesta entender.

¿Por qué nos enfadamos cuando nos enfadamos?

¿Por qué nos ponemos tan tristes en determinados momentos?

¿De dónde vienen los miedos que sentimos? ¿Y el asco, la vergüenza, la sobreexcitación?

¿Por qué me duele el estómago cuando tengo miedo, o por qué se me pone un nudo en la garganta?gestión emociones

Nuestro mundo emocional

En la mayoría de las ocasiones, aprendemos a esconder nuestras emociones, y llegamos a adultos con muchos patrones integrados de forma inconsciente. Estos patrones los repetimos con nuestros hijos: no se grita, no te enfades, los niños no lloran, la vergüenza sólo para las cosas malas, hay que ser fuerte, la vida es dura,…

Es importante entender que esta visión del mundo emocional nos viene no sólo a través de nuestra familia y educadores, sino también por los estándares y prototipos que nos impone la Sociedad. Y esto nos hace estar continuamente comparándonos, no mostrándonos tal cual somos por el miedo a parecer menos o a no encajar con el resto del grupo. Lo que nos lleva a inventarnos, a veces de manera inconsciente personalidades. De esta forma, somos más lo que nos gustaría ser (o lo que creemos que los otros piensan que somos), que lo que en realidad somos…

…Sería estupendo tener la libertad de simplemente ser, sin máscaras ni disfraces, por el miedo al rechazo o al qué dirán.

Las emociones no gestionadas nos llevan a desequilibrios. Y estos desequilibrios pueden acabar con una respuesta de nuestro cuerpo físico en forma de enfermedad.

En cualquier caso, no comprender y no aceptar nuestras emociones nos puede provocar un sufrimiento innecesario.

También, si somos padres, aprender la gestión de las emociones es importante para ayudar a nuestros hijos a que ellos puedan gestionar las suyas.

¿Qué son las emociones?

Según Eckhart Tolle, autor de “El Poder del Ahora”, la emoción es la reacción del cuerpo a la mente. La emoción surge en el punto donde mente y cuerpo se encuentran.

gestión de las emocionesDesde otro aspecto, las emociones son acumulaciones de energía corporal que se manifiestan de alguna manera a nivel físico.

En este sentido, Barbara Ann Brennan, en su libro “Manos que curan”, explica cómo los pensamientos que se generan en la mente producen un impulso que se va a expresar primero en forma de emociones, y después como una sensación física. A continuación, el cuerpo físico responderá de forma automática a través del sistema nervioso autónomo (si lee un impulso positivo, se relajará, si es negativo se contraerá).

También se ha demostrado científicamente que las emociones producen cambios en la bioquímica corporal, y pueden generar una enfermedad.

Una emoción generalmente tiene una carga energética muy importante, y es por eso que nos cuesta sostenerla para intentar comprenderla.

Tendemos a esconder las emociones para no sentirlas. La gestión de las emociones nos ayuda a sentirlas, para poder comprenderlas. Así podemos aprender qué es lo que nos están queriendo decir, desde la conciencia corporal y desde la presencia.

Como dice Antonio Consuegra Sebastián en su libro “Coherencia Cardíaca. Coherencia Transpersonal”, lo importante es encontrar esas emociones ocultas y poder revivirlas, sentirlas plenamente, expresarlas con absoluta legitimidad. De esta forma se hacen conscientes, nos damos cuenta de lo que reprimimos, y lo integramos.

Mindfulness y la gestión de las emociones

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness es un estado de conciencia que te lleva a estar presente en cada momento y situación de tu vida. Te permite vivir el aquí y el ahora, en atención plena y sin juicio.

A través de la práctica de la atención plena, con mindfulness puedes conseguir un estado de calma y serenidad desde el que observar tu mente, y también tus emociones.

De esta manera puedes darte cuenta de que tú no eres tu mente, ni tus pensamientos, ni tus emociones. Tú eres el observador.

Desde la posición de observador, contemplando lo que acontece, sin juicios ni críticas, puedes comprender y aprender de todo lo que esté sucediendo en el instante presente.

¿Cómo nos ayuda Mindfulness en la gestión de las emociones?

Desde el enfoque transpersonal de Mindfulness, y a través del programa CENCORE de la Escuela de Desarrollo Transpersonal, podemos trabajar con diversas prácticas.

Estas prácticas están basadas en los 4 pilares fundamentales de la práctica de la Atención Consciente: gestión de las emociones

Calma

ENfoque

COmprensión

REsponsabilidad

 

1) Calma:

Estar en calma es fundamental para poder desarrollar la capacidad de la atención plena. Llegar a un estado de calma interior nos va a permitir observar más fácilmente todo aquello que acontece, tanto en el exterior como en nuestro interior. Practicar el estar en calma es el primer paso para la realización de cualquier práctica de mindfulness.

2) Enfoque:

Una vez en calma podemos empezar a practicar enfocar la atención, sin perder la relajación. Mantener el foco de atención puede resultar difícil o aburrido al principio, y es normal irse detrás de los pensamientos. El simple hecho de ser conscientes de ello, de tomar conciencia de la situación y volver a enfocar la atención una y otra vez, sin juzgarnos, forma parte de la práctica.

3) Comprensión:

La comprensión llega cuando la atención nos permite darnos cuenta de los objetos observados, y también de las relaciones y conexiones que existen entre ellos. De esta manera ampliamos nuestra perspectiva. En el caso de las emociones, podemos comprender nuestra interconexión con las emociones de otras personas, y desarrollar la empatía.

4) Responsabilidad:

Cuando comprendemos de una forma consciente y libre de culpa, nos hacemos más conscientes, y por lo tanto responsables de lo que hacemos y de cómo lo hacemos. La responsabilidad también nos permite aprender a responder de forma consciente en lugar de reaccionar.

 

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro.

Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece.

Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin

¿Te interesaría aprender técnicas para gestionar tus emociones?

Puedes dejar un comentario más abajo, o envíame un mensaje y te enviaré información.

yolanda

No hay comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR